Tras unas breves pruebas en el estudio, y tras grabar varias tomas con los microsW, los resultados son además de buenos, esperanzadores.

Además de su gran fidelidad, respuesta de frecuencia y una directividad idónea, los micrófonos respondieron a la perfección tanto en la grabación de acordeones como en gaita.
Realizamos a la vez pruebas comparativas con micrófonos Shure Beta 98 y microsW.

Como resultado, una clara conclusión: Con unos buenos materiales, muchas horas de trabajo, conocimiento y mucho cariño se puede obtener el mismo resultado, e incluso mejor, que el de micrófonos de marcas consolidadas.


Chechu Martínez
Estudio de grabación séptimo cielo

QUE OPINA UN TECNICO DE SONIDO